Leyendas de Fantasmas, Casas Embrujadas, Aparecidos y Casos Paranormales

24 marzo 2009 at 12:39 pm Deja un comentario

Leyendas de Fantasmas, Casas Embrujadas, Aparecidos y Casos Paranormales

Por José Luis Martínez Jiménez

El siguiente caso es para meditarse y reflexionar sobre la existencia de cada uno de nosotros, el tiempo y la muerte; lo conocí por suerte y coincidencia, un día acudí a visitar a un querido amigo que hoy es funcionario de una gran empresa mexicana y mundial, nuestro tema era otro y entre la plática me empezó a mostrar algunos recuerdos que tenía en su escritorio; sacó una carpeta y, al abrirla, salió una hoja blanca que ya tenía tiempo; contenía un dibujo hecho con trazos de pluma y lápiz, aunque sin una calidad profesional; al verla cambió el tono de mi amigo y triste me comentó qué era y lo que significaba ese dibujo y a cada instante él volvía a vivir todo eso y lastimando sus sentimientos lo tomaba como loa más querido para él.

 

Era su hijo Jorgito, cuando tenía 10 años, niño normal, muy sano y narra cómo convivían, incluso iban a comer juntos y aprovechaban para platicar como si los dos fuesen adultos; ambos se querían mucho. Un día Jorgito le regaló a su papá un dibujo que él mismo había hecho; lo tomó y felicitando a su hijo, lo guardó; a los tres días, Jorgito se enferma de gravedad, por lo que tienen que llevarlo de urgencia al hospital y la desgracia viene, a las pocas horas, Jorgito había fallecido; el dolor y amor por su hijo lo hicieron olvidarse por un rato, sin embargo algo había de extraño en el hospital que el papá no sabía que era; cuando tuvo la oportunidad, tomó el dibujo que su hijo le había regalado, había sido lo último y, para su sorpresa, Jorgito había dibujado el hospital tres días antes, sin conocerlo; excatamente donde puso las ambulancias, ahí estaban; colocó en algunos pisos, cuartos y camas con enfermos y ahí estaban exactamente; puso enfermeras y médicos y también fue en el lugar donde se hallaban, pero lo más aterrador fue que Jorgito dibujó en un lugar del hospital, a un niño que era él y le puso una cruz; este fue el lugar donde murió, o sería que había dejado de existir desde tres días antes. Para el papá era incomprenible cómo un niño podìa haber dibujado su futuro y predecir su propia muerte.

 

El papá guarda ese dibujo como lo más preciado que tiene y sufre al recordar lo que significa y aunque también tuvo otra experiencia cuando visitó la tumba de Jorgito, lo único qye el desea es respetar el nombre de su hijo, por lo que pidió mantener en el anonimato los nombres de él y de su hijo; pero por tener la confianza de contármelo y de transmitírselo a Usted, amable lector, le damos las gracias.

About these ads

Entry filed under: Varios. Tags: .

El “Vasco de Quiroga” De Plácemes Concurso de Canto Como Homenaje

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« feb   abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

RSS El Siglo de Durango

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: